Arranca el MWC un gran evento relacionado con la tecnología móvil que trae a Barcelona miles de persones, centenares de innovaciones tecnológicas y miles de millones en negocio. Pero esto no es lo importante en Barcelona durante esta semana para la digitalización de la economía. Este evento lo organiza la GSMA, una asociación de operadores de telecomunicaciones y de operadores de telefonía, sí ya sabéis los que fabrican y usan las tarjetas SIM de nuestros teléfonos. Lo importante en Barcelona esta semana son las empresas que usando esta base tecnológica desarrollan negocios y servicios que cambian y transforman nuestra vida. Y estas empresas no están en el MWC están en el 4YFN.

El 4YFN es el evento que, también organizado por la GSMA, reúne este año a más de 750 empresas (básicamente stratups) y que llevan al mercado casos de uso basados en estas tecnologías. Para entendernos, en un sitio (el MWC) se presenta la innovación técnica y en otro como se aplica en el mundo de las empresas que digitalizan la economía (4YFN).

El desafío actual de las corporaciones es, como decía Stephen Hawking, ser inteligentes, «la inteligencia es la capacidad de adaptarse al cambio». Y para ser una compañía inteligente ésta debe entender que debe ser líquida (entender como vivir en momentos de cambio), abierta (entender que dentro de la propia corporación es difícil que nazca y crezca la innovación en su modelo de negocio) y sobretodo ágil (aprender a desarrollar sus servicios a partir de la velocidad y de la comprensión y reacción rápida ante el error). Y para poder hacer esto se precisa estar en contacto con un ecosistema que tenga estas características. Y este ecosistema está en el 4YFN.

A partir del lunes los directivos de estas corporaciones que tengan más o menos clara esta visión se pasarán un rato por el MWC (hay que poder decir que uno ha estado allí, aunque sólo sea para ver el último modelo de Samsung) pero deberán invertir el resto de la semana en el 4YFN viendo, aprendiendo y empapándose de los nuevos servicios, empresas y personas que, con total seguridad, van a tener algo que ver con la disrupción en sus sectores de actividad.

Aunque es fácil decirlo y complicado hacerlo porque se enfrentan ante un ecosistema con empresas que a veces tiene reglas de juego distintas (estas empresas están lejos de los planes estratégicos a 3 años, la planificación financiera estable o la preocupación por la jerarquía… con suerte planifican a 6 meses); un ecosistema con lenguajes distintos (se trata de empresas cuya media de edad en las direcciones seguramente está unos cuantos años por debajo de la de estas corporaciones); un ecosistema con formas de funcionar distintas (se trata de empresas amantes de la colaboración, de compartir sus estrategias e innovaciones). Y por lo tanto estas corporaciones tendrán, sobretodo, la necesidad de adaptarse, también, al cambio cultural que implica relacionarse con este ecosistema (si, vamos a ser sinceros, es más fácil relacionarse con el stand de Samsung en el MWC porque el idioma que se habla es parecido).

Pero está claro que lo están entendiendo, cada año en el 4YFN hay más presencia de estas corporaciones, de sus directivos, y cada año son más las oportunidades de colaboración que se fraguan entre estos dos mundos y que tienen su continuidad los meses posteriores al congreso.

Esta visión hace ya unas cuantas ediciones que la entendí en primera persona, sobretodo cuando asistí por primera vez al MWCy aun trabajando en este sector de la digitalización me quedé sin entender o sin poder ver como aplicar gran parte de la tecnología que allí se exponía. Y ví como muchos directivos ponían cara de “donde está la salida”. Y decidí apostar por la traducción al mundo de los negocios de la digitalización de esta tecnología, apostar por enfocarme en las soluciones de negocio que luego generan disrupciones en las grandes y medianas corporaciones. Decidí apostar por el 4YFN.

Y este año desde RocaSalvatella (empresa que tengo la gran suerte de dirigir) apostamos por el 4YFN, apostamos por ayudar a las corporaciones a entender, conocer y relacionarse con este ecosistema para hacer mejores (en calidad y en cantidad) sus modelos de negocio. Este año hemos puesto en marcha DigitalVentures by RocaSalvatella, una nueva unidad de negocio que tiene como objetivo ayudar a las corporaciones a entender, comprender, acercarse a este ecosistema  y acelerar nuevas ideas de negocio.

Seguramente es difícil que una empresa de automoción que debe dejar de vender coches y empezar a pensar en como crear y distribuir servicios de movilidad lo haga por su cuenta; es difícil que una empresa B2B fabricante del sector farmacéutico pueda crear un negocio dirigido al consumidor final por su cuenta y tener los skills necesarios; es complicado que una gran corporación del sector de la alimentación identifique qué comeremos dentro de 5 años sin tener cerca aquellos que ya están desarrollando servicios y productos para ese momento. Y el gran desafío es poder ayudar a esas empresas, a sus directivos, a identificar estos desafíos y a conectar con el ecosistema con el que puede colaborar para hacerlo.

Y este es el desafío que nos hemos marcado en RocaSalvatella, traducir este desafío, ayudar a transitar culturalmente dentro de las corporaciones lo que esto implica, generar ideas, pilotar estas ideas en prototipos de forma rápida y ágil y, sobretodo, acelerar estas ideas en unidades de negocio que ofrezcan no solo rentabilidad sino capacidad competitiva en el mercado.

Barcelona esta semana celebra el MWC, pero lo importante sucede en otro sitio, el futuro (o quizás ya presente) de la digitalización de la economía que veremos en los productos, servicios y negocios con los que interaccionamos cada día está en el 4YFN.