RSPerseguir sueños debería ser una profesión, una profesión en la que cada día te levantas pensando que estás un paso más cerca, una profesión que no se enseña en ninguna universidad ni módulo profesional, una profesión que no reporta siempre buenos momentos pero los no tan buenos te enseñan más que los otros, una profesión fácil de explicar pero difícil de compartir (a veces), una profesión para la que no tienes todas las respuestas, una profesión cuyo ingrediente básico es la ilusión, la actitud y la perseverancia.

 

Hace 7 decidí, sin saberlo, meterme a Soñador, hace 7 años un día como hoy arranqué mi particular sueño en RocaSalvatella. Desde ese momento hasta hoy el sueño no ha dejado de existir aunque la verdad es que a veces ha sido de amor, otras de miedo y algunas hasta de pánico.

 

7 años dan para mucho así que he decidido resumirlo en mis 10 momentos:

 

  • Generosidad: la que un día mostraron Josep Salvatella y Genis Roca al pensar que podía ser su socio y acompañarles en este viaje que esRocaSalvatella y que dejó enseguida de ser SU viaje par convertirse en NUESTRO viaje. Pero confesaré que el primer día me dejaron tirado, llegué al despacho y no estaban (creo que era una señal: aquí tienes que buscarte la vida)

 

  • La Porra : en mi primera cena de Navidad, en los postres, decidimos hacer una porra de cuantos llegaríamos a ser en RocaSalvatella al cabo de un año y en un futuro. Ese día éramos 7 en la mesa. Yo dije que al año siguiente 12 y en un futuro 25. Las porras no son lo mío, al año siguiente éramos más de 15 y ahora somos más de 50.

 

  • Equipo: levantas la mirada por encima de la pantalla y allí hay más de 50 personas, cada una con sus sueños, con sus anhelos, con sus motivaciones, con su propio viaje. No le puedes pedir a la gente que cambie su viaje, pero la responsabilidad pasa por compartir el viaje con ellos, sumando, multiplicando, confiando, cerrando los ojos y sabiendo que todo funcionará. A eso se le llama equipo y digo con orgullo que yo formo parte del mejor.

 

  • Individualidades: todas y cada una de las más de 100 personas con las que he tenido la fortuna y la suerte de trabajar estos 7 años en RocaSalvatella. De todas he aprendido algo, todas me han puesto en mi lugar cuando tocaba, y creo que a todas les he dicho lo que pensaba. Todos habéis contribuido en este sueño, gracias.

 

  • Reto: el día que Josep y Genis me propusieron ser el Director General, asumir la responsabilidad de dirigir el día a día de la nave. Ese día aprendí lo que significa que te tiemblen las piernas… nadie te enseña a ser Director general, esto no hay donde estudiarlo.

 

  • Analógico: porque no hay nada más auténtico que lo analógico… y nadie se lo espera de un digital. Con esta premisa hemos querido compartir momentos especiales regalando aceite, nuestro logo en chocolate, unas zapatillas munich con nuestra marca o una funda de Ipad con materiales reciclados. Y esto nos ha llevado a explorar territorios y hacer cosas distintas: patrocinar el TNC, asesorar exposiciones en el CCCB, tener un stand en el Festival Sónar o celebrar la comida de navidad en un FabLab.

 

  • Crecimiento: este siempre ha sido un sueño ambicioso basado en intentar, en crecer. No siempre sale como quieres, no siempre el plan se cumple pero siempre se intenta. Abrir oficina en Madrid, abrir oficina en Bogotá, montar una empresa de operaciones (resulta), incorporar una empresa de tecnología, apostar por el design thinking, reorganizarnos varias veces… la lista es larga lo que demuestra que la ambición es grande.

 

  • Superación: ha habido momentos duros, momentos difíciles incluso alguno en el que la tentación de despertar y alejarte del sueño ha estado cerca pero en ese momento la voluntad de superación, de vivir que un día me enseño mi mujer, Glòria, han hecho que no despertara y que sólo mirase adelante.

 

  • Equivocarse: he aprendido a equivocarme y a saber vivir con ello y os prometo que para mi no es fácil. El Error está infravalorado, no se enseña ni se valora. Pero el error existe y es necesario para aprender. Y puedo decir que he aprendido mucho. Me he equivocado mucho, he cometido infinidad de errores, algunos podrían haberme costado mucho más caros de lo que han salido pero hoy creo poder decir que todos me han permitido seguir teniendo sueños. Confesaré que no hace mucho compartí con el equipo mi mirada acerca del error, no pasa nada, equivocarse no debería tener consecuencias siempre que aprendamos de ese error, porque es más importante intentarlo que lamentar no haberlo hecho.

 

  • Compromiso: construir algo propio (y no hablo de tener acciones, hablo de sentirlo como tal) provoca un efecto curioso, aunque vaya mal no quieres desprenderte de ello porque es tuyo, has invertido horas, esfuerzo, dinero, sudor, lagrimas y eso merece que luches y lo persigas. Mi compromiso está intacto, diría que más vivo que nunca.

 

Así que gracias a todos los que habéis compartido conmigo estos 7 años, en los buenos y en los malos momentos, a mi lado o frente a mi, contentos o enfadados, confiados o defraudados, gracias a todos porque todos y cada uno de vosotros forma parte de mi sueño y me ayuda cada día a estar un poco más cerca. Son unas gracias sinceras, y para todos.

 

“si sonríes haciendo lo que haces no es un trabajo, es un sueño”

 

 

Nota al lector: releo el post y creo que alguien puede pensar que este post está lleno de tópicos, sinceramente te digo que hace tiempo decidí dejar de necesitar de quedar bien con todo el mundo,  en todo caso conmigo mismo cuando le de al enter para publicar el post.