En muchas ocasiones discutimos acerca del valor de los “amigos”/”followers” en las redes sociales. ¿tener más o menos tiene algún valor? Llego a un interesante vídeo (vía Juan Boronat) de una campaña de Samsung en la que reunen a 4 personas en Brasil y les invitan a participar en un concurso: tienen 24 horas para reunir a través de un teléfono al máximo número posible de sus amigos virtuales de Facebook, Twitter o My Space.

La conclusión es que ninguno de los 4 reune a más del 10% de sus amigos virtuales, lo que me lleva a pensar que:

  • Medir la presencia de uno en las redes sociales por el número de “relaciones” sólo sirve para alimentar el ego de uno mismo… la mayoría no existen.
  • Vender las maravillas de las redes sociales sobre la base del volumen de los seguidores que una marca puede tener es engañar a la marca y a uno mismo.
  • No hay que perder de vista la relevancia del mundo físico y su vinculación con el mundo on-line.
  • Es necesario encontrar nuevas métricas para las redes sociales ya que en caso contrario acabaran sin ser prioritarias para las empresas…¿porque deberían serlo sino son reales los datos?

Se trata de la primera vez que veo, de forma tan pragmática, poner en evidencia las bases del “presunto éxito” de las redes sociales. Y esto confiere argumentos a aquellos que hablan de la “burbuja del mundo 2.0“. Es reto para los que nos ganamos la vida en estos entornos darle un tono serio y, por lo tanto, en vez de vender números vender realidades… no hay otro camino.