Espero que me permitáis que hoy hoy me aparte de los temas habituales de este blog y que lo use para decir adiós. En unas horas dejaré la empresa en la que he estado los últimos 10 años y ahora mismo tengo una mezcla de sensaciones, sentimientos, imagenes, recuerdos…

Hace casi 10 años me incorporé a “e-la Caixa” ilusionado con el proyecto de colaborar en el desarrollo de la relación con los clientes de la “la Caixa” a través de algo que en aquellos tiempos muchos no sabían que era pero que parecía tener un gran futuro: Internet. Año tras año, entre todo el equipo de gente que ha formado y forma actualmente esta empresa, tratamos de hacerle la vida más fácil a los clientes, evitar que fueran a la oficina para hacer cosas que se podían hacer desde casa, mejorar los procesos de compra o las consultas, ofrecer productos innovadores, romper las formas tradicionales de hacer las cosas. En algunos casos lo conseguimos y en otros no. Y ahora, después de colaborar en conseguir que “la Caixa” sea, por méritos propios, la entidad española con el mayor numero de usuarios on-line, con unos volúmenes de operativas, consultas y movimientos por la red que si nos lo dicen hace 10 años no nos lo hubiéramos creído, creo que ha llegado el momento de emprender nuevos proyectos.

Al igual que los tiempos de cambio en Internet que había cuando entré a trabajar en “la Caixa” (estaba a punto de estallar la burbuja de Internet) ahora se mueven otros cambios, la Internet Social, el poder de la gente, y las empresas están empezando a entenderlo y a caminar en este nuevo territorio. Y se trata de un mundo que me apasiona, que me enloquece, que me fascina, un mundo del que llevo más de 9 años hablando y enseñando en ESADE.

Y ahora me apetece volver a empezar, acompañar a las empresas que quieran en este camino, ayudarlas en el proceso necesario de transformación de este nuevo entorno en el que no todo es Internet, no todo es web 2.0, no todo son redes on-line, pero en el que todos nos vemos involucrados porque Internet ha pasado a formar parte de nuestro día a día.

De esta forma me incorporo a RocaSalvatella (un proyecto joven pero con gente muy experimentada) para compartir esta pasión con Genís, Josep, Mercè, Olga, Mireia y David. Un proyecto de geste apasionada con los cambios y con poder, con toda la humildad y con todo nuestro empeño, ayudar a las empresas y a las personas ante este nuevo escenario.

Muchas gracias a todos con los que he compartido los últimos 10 años… he aprendido mucho de vosotros y espero, desde la red (claro), poder seguir haciéndolo. Hasta siempre.


Aprendemos compartiendo en interactividad.org
Si te ha gustado este artículo, te puedes suscribir al feed RSS