Siempre he admirado a las personas que son capaces de parar, levantar la cabeza y ver más allá del momento presente. Sirve para situar lo que estás haciendo en un contexto y, por lo tanto, darle la importancia que merece. Cuando hablamos de Social Media, Web 2.0 o Internet, creo que nos faltan más personas de este tipo. Está claro que estamos ante momentos de cambio, revoluciones en potencia que pueden llegar a cambiar de forma radical la manera en la que las personas nos relacionaremos, la forma en la que consumiremos y, por lo tanto, la manera de comunicarnos. Pero también es cierto que estamos en un momento muy inicial.

Pregunta en tu entorno, cuestiona a tus amigos, familiares, compañeros de trabajo acerca de todos estos conceptos y podrás empezarte a hacer una idea de lo incipiente que es todos esto. Y cometemos (yo el primero) el error en pensar que esto es masivo, que todo el mundo sabe lo que es Twitter, que todo el mundo conoce el significado y uso del RSS o que sin problemas la gente es capaz de abrir un blog.

Impartiendo clases (“Marketing Electrónico y Social Media” en ESADE) entro en contacto con profesionales altamente cualificados, con conocimientos más que sobrados en marketing y gestión. Hablando con ellos (siempre es un baño de realidad hablar con los alumnos) uno es consciente de lo importante que es no dar por sentados conceptos, empezar siempre desde el principio, dedicar el tiempo que sea necesario en explicar que es y para que sirve “todo esto de Internet”.

Si, los Social Media y la Web 2.0 (o más bien lo que significan) han venido para quedarse; pero nadie nace aprendido y, por lo tanto, necesitamos parar, levantar la cabeza, situar en contexto lo que hacemos. Twitter es una gran plataformas de comunicación, los blogs un espacio de información imprescindible, el RSS una herramienta necesaria… pero previo a todo esto está el desarrollo de las sensibilidades de comunicación y relación. Debemos empezar por el principio… y a veces lo olvidamos.


Aprendemos compartiendo en interactividad.org
Si te ha gustado este artículo, te puedes suscribir al feed RSS