El Facing es una técnica mediante la que se gestiona la posición, en los lineales, de los productos. Además de técnicas para que una tienda parezca más ordenada y llena, es la forma mediante la cual se gestionan el “número de caras” de un producto que se exponen. Habitualmente va directamente relacionado con lo que paga cada productor, de forma que quien invierte más en publicidad puede disponer de un mayor espacio de productos (¿no os habéis preguntado nunca porque en el super hay cinco paquetes seguidos de una marca de café y solo 2 de otra?).

¿Y cómo funciona en Internet? Podríamos tener la tentación de pensar que igual, es decir, en la página de un supermercado o de una librería on-line aparece mejor colocado un producto en función de la publicidad de su productor. Seguramente puede ser así, aunque resulta que en Internet tenemos un paso previo… encontrar la tienda. Pero nos equivocaríamos. Los consumidores en Internet accedemos a los productos a través de los buscadores. Según datos del último informe sobre comercio electrónico elaborado por red.es, el 72% de los usuarios que han realizado alguna compra por Internet han llegado al comercio on-line a través de un buscador.

Y en los buscadores (en el caso de España el uso de google es masivo) ya no funciona el que más paga sino que funciona el que mejor se posiciona (mediante una buena gestión de la reputación, mediante técnicas de SEO). Parece que definitivamente hemos entrado en una nueva forma de presentar los productos, donde conceptos como el facing están quedando superados y la gestión de la presencia digital se impone como herramienta estratégica.

¿Han entendido este caso las empresas? ¿De qué forma hay que explicárselo?

Este artículo lo publiqué en Marketing Inusual.¿Aún no eres miembro? Te invito a conocerlo. Dado que algunos de vosotros (por mil motivos) no sois ni queréis ser miembros de Inusual, he decidido que publicaré en este blog los artículos que publique en esta comunidad. Espero que os gusten.


Aprendemos compartiendo en interactividad.org
Si te ha gustado este artículo, te puedes suscribir al feed RSS