Es verdad que hay una serie de palabras que han hecho fortuna dentro de nuestro lenguaje en los últimos meses: web 2.0, prosumer, social media, bloguear, twitear… Y hace ya unos días que le estoy dando vueltas al concepto de Social Media, más allá de su definición, en cuanto a su aplicación. En muchas ocasiones se está vinculando este concepto a tecnologías, a plataformas de blogs, nanoblogs, redes sociales; cuando en el fondo de lo que habla es de personas. Estamos ante un período de cambio de actitudes, de cambio de reglas, donde las tecnologías nos pueden ayudar, pero donde no son la clave sino el medio.

Y aquí radica la importancia cuando lo aplicamos al marketing y nos planteamos la diferencia entre el “e-marketing” y el “Social Marketing”. David Armando lo apuntaba hace unos días y cojo sus conceptos. El e-marketing, es decir, hacer marketing a través de internet implica una relación entre la persona y el soporte, la tecnología. Los procesos de atención al cliente tradicionales, el comercio electrónico, los catálogos de productos en Internet, los anuncios en formato digital… estamos ante situación en las que la gestión de la interacción se hace pensándola entre la máquina y el usuario.

Con el Social Marketing lo relevante es la relación entre personas. La tecnología es el medio; a las marcas les interesan las conversaciones, les interesan las relaciones entre las personas para escuchar, para leer entre líneas y detectar tendencias. Los consumidores estamos en Internet, participamos, opinamos, recomendamos, nos relacionamos y creamos, por lo tanto, un entorno, una red en la que nos sentimos cómodos. Y la tecnología nos da igual.

Los equipos de comunicación y marketing de las empresas deben entender este cambio, ya no estamos aquí para dibujar y desarrollar entornos, tecnología al servicio de la empresa; estamos aquí para fomentar y conducir relaciones, estamos aquí para escuchar, conversar y, sobretodo, gestionar interacciones entre personas.

¿Están los equipos de marketing y comunicación a punto?


Aprendemos compartiendo en interactividad.org
Si te ha gustado este artículo, te puedes suscribir al feed RSS