En los últimos meses he descubierto que uno de los efectos secundarios de estar sentado delante del ordenador no es otros que el aumento de reservas corporales para el invierno… y eso tiene otro efecto secundario… el último botón de las camisas no cierra.

Resulta que vas a comprarte una camisa y de largo es perfecta, pero el cuello no cierra y en aquellas en las que el cuello cierra, cabrían un par de amigos dentro. Por este motivo me hizo especial ilusión que me seleccionaran en una de las promociones a las que me había apuntado en bloguzz: compra de una camisa en tailor4less.

Me apunté a varias de las promociones que bloguzz (agencia que permite a los bloggers recibir productos o servicios y opinar sobre ellos libremente en sus blogs) con la finalidad de poder probar su funcionamiento, los criterios de selección, la presión que podía recibir de la marca o de bloguzz mismo para escribir (que por cierto no existe).

Y debo decir que he descubierto un espacio maravillosos para la compra de camisas.. y veremos si en un futuro de trajes: tailor4less. Una prenda de ropa se trata de un producto de experiencia, es decir, en la mayoría de los casos necesitas probar o tocar el producto antes de realizar la compra. Por este motivo aquellos que quieran vender este tipo de productos en Internet necesitan superar, como mínimo, dos obstáculos: en primer lugar conseguir acercar la experiencia de compra en internet lo máximo a la compra off-line y, en segundo lugar, hacer que el proceso de compra sea fácil, sencillo e intuitivo, o que generar sin duda una compra por repetición. En este caso creo resuelven perfectamente los dos problemas… en tan sólo cinco pasos: Presentación, personalización, Selección de tela, Medias y Tu camisa.

En la Personalización seleccionas las características básicas de la camisa, como el tipo de corte, los cuellos e incluso si quieres o no iniciales en la camisa.

A continuación uno de los puntos más complicados… y no por como está hecho sino porque cuesta elegir entre tantos tipos de tela, estampado y color… aunque a mi siempre me tiran los rojos;-)

Y ahora ya necesitan mis datos, llega el momento más pesado de la primera compra: las medidas. Y tengo que avisaros… sólo o sola no lo las a poder hacer. Necesitas un cómplice y una cinta de medir… Y ahora a tomar medidas, con un tutorial perfecto que te guía en todo momento para poder cargar tu perfil con tus medidas (si no engordas o adelgazas lo podrás recuperar en cualquier proceso posterior).

Compra completada, verificas antes de continuar… esa es “Mi camisa

A los 15 días llega la camisa… medidas perfectas, el cuello cierra… aunque, y esa sería mi única crítica, el proceso de entrega está muy poco trabajado. Me entrega el paquete un empleado de una empresa de reparto de malas maneras y con el embalaje lleno de golpes. Lo abres y dentro está la camisa, faltaría, pero nada más… han perdido la oportunidad de establecer una conversación conmigo… ¿una encuesta de satisfacción?¿un vale de descuento?¿una tarjeta de presentación?

Pero valió la pena… volveré a comprar… la calidad de la camisa y el proceso de compra se lo merece.


Aprendemos compartiendo en interactividad.org
Si te ha gustado este artículo, te puedes suscribir al feed RSS