Hasta hoy hemos visto varios ejemplos de Crowdsourcing, es decir, pedirle a la multitud (Crowd) que aporte la materia prima (sourcing) para la elaboración de nuevos productos, servicios o acciones de comunicación. Pero ahora resulta que este término se extiende hasta la financiación…

Me explico: Mobuzz.tv, una de las cadenas de TV por Internet o videblog (cada uno que le ponga el nombre que quiera) insignia de la realidad de Internet en España, pasa por una situación de crisis y necesita 120.000 euros para continuar emitiendo durante los tres próximos meses. Para poder obtener este dinero nos piden a nosotros, la multitud, que le aportemos el dinero, la materia prima, y todo ello en una semana.


Me debato entre aportar mis 10 euros (esta gente hace un producto de calidad y han contribuido al desarrollo del panorama de Internet de nuestro país de una manera decidida) o no hacerlo (toda empresa debe ser capaz de sobrevivir con un modelo de negocio sostenible… y sino acordemonos del estallido de Internet en el 2000).

Creo que estamos empezando a llegar a un momento en el que los modelos de web 2.0 (poner el nombre que más os guste) tienen que consolidarse, economicamente hablando, y mi gran duda es si este es el camino o simplemente estamos hacia una huida hacia adelante.

¿les damos 10 euros?


Aprendemos compartiendo en interactividad.org
Si te ha gustado este artículo, te puedes suscribir al feed RSS