Post escrito por en colaboración por Xavier Guell (podria ser una tendencia) y Marc Cortés (que podría ser la contra-tendencia)

Desde hace varios años la concepción del agua como bebida ha cambiado de como la podían percibir nuestros padres, ha pasado de ser algo de vital importancia pero que se le prestaba poca atención como valor de producto, a convertirse en algunos casos, en auténticos productos de lujo. Hemos pasado de consumir agua del grifo, a consumirla embotellada y a darle una vuelta al marketing de consumo para convertir el agua en una experiencia vital y un producto aspiracional. La última moda es adquirir agua del lugar más exótico y lejano posible. Nos venden pureza, salud y la experiencia de consumir agua proveniente de sitios “vírgenes”.

Pero esta tendencia no sería una tendencia en si sin su contra-tendencia, y es que a la moda de consumir aguas lejanas o exóticas, le ha salido un competidor, apuntando al target de los ambientalistas. Acaba de nacer una marca de agua embotellada en NY y que pretende fomentar la contra-tendencia en el consumo de agua embotellada que vive actualmente Estados Unidos. Se trata de Tap’dNY una marca de agua embotellada de los grifos de Nueva York, a través de un purificado vía Ósmosis. Se trata de una inciativa típica de una ciudad única como NY, y aunque arremeten contra el actual marketing de las marcas de agua, el suyo esta siendo perfecto, con un concepto de marca muy bien cerrado y con un diseño muy fashionista.

Tap’dNY promueve lo contrario que las aguas más de moda, promueve un consumo local, un agua que no viene de ninguna montaña ni daña ningún glaciar. A través de su manifiesto podéis ver los valores que quieren generar alrededor de la marca (por ejemplo “recicla siempre la botella… es parte del negocio”), y todo ello apoyado en un sello de calidad; Nueva York.

Evidentemente como empresa su crecimiento en si queda muy reducido, queda claro al leer su manifiesto que no van a trasportar su marca por todo el mundo ya que sería una contradicción a su lait-motive. Una alternativa posible sería la de generar marcas locales en diferentes ciudades, siguiendo la misma preocupación global por el planeta pero dando fuerza al mensaje “drink local”, aunque no nos vemos, la verdad, bebiendo Tap’dBCN o Tap’dMAD.

Las dos modas sólo nos demuestran el aumento creciente por el culto al agua, y son claros ejemplos para confirmar que el agua será uno de los bienes más preciados del futuro, la moda que decidamos seguir cada uno ya es un tema personal… aunque en este caso queda claro que sobre un bien tan “natural” como el agua es posible hacer marketing de tendencia y de contra-tendencia… y tu, ¿que agua consumiríais antes?

Podéis acceder al artículo original escrito por Xavi Guell

Este artículo lo publiqué en Marketing Inusual.¿Aún no eres miembro? Te invito a conocerlo. Dado que algunos de vosotros (por mil motivos) no sois ni queréis ser miembros de Inusual, he decidido que publicaré en este blog los artículos que publique en esta comunidad. Espero que os gusten.


Aprendemos compartiendo en interactividad.org
 Si te ha gustado este artículo, te puedes suscribir al feed RSS