Hace unos días en este blog presentábamos en nacimiento de Cink, “empresa de servicios de agitación 2.0 para empresas, dinamizando redes externas e internas de las organizaciones“, y una de las cosas que decíamos era que oiriamos hablar de ellos. Nunca más lejos de la realidad, en los últimos días y a medida que han ido presentando sus servicios han recibido unas cuantas criticas (a favor, neutrales y en contra) en varios foros.

El modelo de negocio que plantean es ayudar a las empresas a estar presentes en el nuevo mundo de la web 2.0 a través de varios servicios. En este punto se ha generado la polémica ya que se cuestiona el hecho que sea precisamente una tercera empresa la que “agite” la presencia de las empresas en Internet (mediante blogs, twitter, meneame…), y que la iniciativa no sea de la propia empresa. En el fondo se cuestiona que a través de estos modelos se le quita valor a la web 2.0 haciendo modelos de “cartón-piedra”.

Me sorprende, sinceramente, el ataque a la empresa y al modelo cuando en el fondo cumplen dos importantes misiones, una social y otra empresarial. La empresarial es que se trata de una empresa que entiende que existe demanda de un producto y, por lo tanto, realiza la oferta para cubrirlo. La social se centra en el hecho de querer, mediante estos programas de acompañamiento, tratar de romper la brecha digital y acercar al mundo de Internet (2.0, 1.5 o 1.0) a aquellas empresas que no están.

Me sorprende también el que entre todos pensemos que el usuario no tiene el criterio suficiente para distinguir las cosas (que hagan lo que quieren y ya será el internauta el que validará o no el modelo), … que decida el cliente.

Aunque como he leído en varios comentarios, podría tratarse de un problema de mala comunicación ya que es posible que no se haya transmitido correctamente el objetivo de la empresa.

Otras forma de verlo es justo al revés, precisamente que se han transmitido los objetivos que pretenden perfectamente y que Cink lo que está haciendo es agitar su propio modelo, marca y producto usando los Social Media (porque no debemos olvidar alguno de los posibles clientes que han anunciado ya tener).

Interesante polémica que pone en primera línea de la blogosfera la discusión sobre el valor de los Social Media, su gestión y el uso que de los mismos deben o pueden hacer las empresas.

Nota post edición: mi gran “mestro del branding” (Joan Jimenez) me lanza una reflexión que viene muy a cuento de esta polémica… “nadie de nosotros es tan inteligente como todos nosotros… ;)))”


Aprendemos compartiendo en interactividad.org
Si te ha gustado este artículo, te puedes suscribir al feed RSS