Como ya os he contando en este blog hace unos días estuve en el congreso Next marketing. Una de las conferencias llevaba por título, “Marketing directo: como crear una cultura creativa“. Steve Harrison, Fundador de Harrison Throughton Wunderman y ex Director Creativo Mundial de Wunderman, defendió la necesidad de dotar a esta disciplina del marketing de la creatividad suficiente para que, cuando un potencial cliente reciba en su casa o lugar de trabajo una comunicación por carta o paquete postal le dedique unos segundos y no acabe en la papelera.

La reflexión era muy interesante porque, de hecho, en nuestros domicilios recibimos casi a diario comunicación de todo tipo de empresas y, al menos en mi caso, muy pocas me llaman suficientemente la atención. Harrison mostraba algunos ejemplos como el de una empresa de seguridad que enviaba la publicidad con un sobre abierto donde el mensaje era “si así es como se siente cuando un extraño ha abierto su correo, imagínese como se sentiría si hubiera entrado en su casa“.

Mientras pensaba como enfocar un post con estas reflexiones recibo un paquete de ondeuev.net, una agencia de comunicación en la que una ex-alumna mía de ESADE, Mònica Soriano, es la Directora de Marketing y Comunicación. Podemos considerar el paquete recibido dentro de la categoría de Marketing directo.

Se trata de la carta de presentación de la agencia y pivota sobre el concepto de “Creatividad en altas dosis“. Se trata de un “kit” en el que los “médicos” de la agencia recomiendan su “ondeuevmicina“. Una forma singular de presentar soluciones para sus clientes.

Algunas fotos del kit:

El envase contiene tres frascos de “ondevuemicina” con sus respectivos prospectos. El contendido del frasco… gracias Chupa-chups!!.



Para hacer más completa la acción la página de la agencia ha cambiado, integrando toda la acción en la misma:


Aprendemos compartiendo en interactividad.org
Si te ha gustado este artículo, te puedes suscribir al feed RSS