El concepto de spam ha cambiado y todos tenemos que estar alerta. Muchas veces cometemos el error de definir el spam desde un punto de vista de la empresa (“mis correos no son spam porque aportan información”, “spam son los correos que envían del viagra…”).
En Estados Unidos les han preguntado a los clientes(ese dictador que domina nuestros destinos) que es para ellos el SPAM:

  • El 56% de los encuestados consideran que un e-mail es spam cuando el “mensaje no me interesa”
  • La mitad consideran que un envío excesivo de e-mail de las empresas que conocen supone spam (ups, estoy en este caso!!)

En una frase: el spam pasa de ser “correo no solicitado” a ser “correo No querido” (from “unsolicited comercial email” to “unwantwed”). Es decir el cliente deja de pensar que spam es “correo que no he pedido” y empieza a pensar que spam es “correo que no me interesa”.

Reto: desarrollar un programa de e-mail marketing que permita sobreponerse a estas nuevas impresiones de los clientes.

A través del libro The complet idiot’s guide to guerrila marketing encontramos 13 “reglas” para una gestión eficiente del “e-mail marketing”:

  1. “hazlo fácil para la suscripción”: si sólo necesitas el e-mail no le pidas hasta la fecha de nacimiento de su mascota.
  2. No seas muy creativo con tu nombre: si el e-mail es de “la Caixa” no le ponga “administrador”.
  3. Aproveche el asunto: es importante tratar de vincular el nombre del asunto con el contenido del textos y la actividad de la empresa que envía el e-mail.
  4. Evita abreviaciones, argot y frases fáciles: ¿quieres parecer un vendedor de viagra?
  5. Minimiza imágenes: mucha imagen implica tiempo de descarga (“tiempo perdido”).
  6. Etiqueta las imágenes: por si no lo sabéis hay gente que lee los e-mails en formato de texto… sin etiqueta se pierde el contenido.
  7. Incluye claramente un “call to action”: ¿Qué quieres conseguir con el e-mail? ¿Qué clique el usuario? Pues díselo
  8. Personaliza el mensaje
  9. Que sea fácil que quien recibe el e-mail contacte contigo: es importante que quien reciba un e-mail tuyo sepa que existes.
  10. Viralizate: recuérdale a quien reciba el e-mail que te añada en su libreta de direcciones y que reenvíe le correo (esto implica contenido interesante)
  11. Evita archivos: el miedo a un virus puede hacer que no abran su correo
  12. Evita participar en listas de correo: el tráfico se genera con contenidos interesantes.
  13. Que sea fácil que se vayan: no le compliques la vida al usuario para darse de baja. La honradez y transparencia se valora.