Personalizar: “dar carácter personal a algo” (diccionario de la Real Academia).
Personalizar seguramente es una de las características de los productos y servicios que mejor se ajustan a las necesidades de los clientes, qué mejor que algo personalizado, único y diferente al resto (a quien no le gusta sentirse especial!!).

Tenemnos ahora mismo dos entidades finacnieras “la Caixa” y Banc de Sabadell promocionando la personalización de algo que todos llevamos en la cartera: una tarjeta.

¿Que diferncia hay entre estas dos tarjetas?
¿y entre estas?

Las 4 tarjetas cumplen con la misma finalidad: servir como medio de pago. Pero en el caso de las tarjetas personalizadas, además, se convierten en un icono, un objeto personal y diferente.

¿como juega Internet? -> se convierte en el canal que nos permite personalizar.

En el caso de “la Caixa” dispone de la herramienta para subir la foto, previsualizar la tarjeta y solicitarla on-line (¿os imagináis “jugando” con un programa de diseño en una oficina?).

En el caso del Banc de Sabadell han dado un paso más con su concurso con la Instant Card:

1. Entra en la web y personaliza tu tarjeta
2. Cuelgala en la página para que todo el mundo la pueda ver
3. vota la tarjeta que más te guste
4. Gana uno de los regalos

Personalización, participación y reconocimiento: el marketing perfecto (y a través de Internet)

Y que mejor que acabar con una sonrisa…